Àlbum

Chicago

El primer rascacielos del mundo se construyó en Chicago, un edificio de diez plantas construido entre 1884-85, por eso durante años Chicago fue conocida por la ciudad de los rascacielos. El reportaje muestra algunos de los edificios mas emblemáticos, así como vistas de la ciudad desde el piso 103 de la Torre Willis, a 412 m. de altura.

Àlbum

Només si ets $album->name podràs eliminar aquest àlbum de fotos.

Este comentario sólo puede ser eliminado por el usuario que subió el álbum: antonio velez

antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez

Total d’àlbums de Barcelona 4622

  • Àlbum anterior

    Lucainena de las Torres

  • Àlbum següent

    Museos de Chicago

  • Avatar
    Buenas tomas y la 29 realmente impresionante ANTONIO, me imagino que estabas subido en el rascacielos que nos comentas. Un abrazo para Barcelona desde el Niu.
  • Avatar
    Antonio, dos geniales reports, las torres me gustan, pero prefiero la exquisitez de los pueblecillos que presentas de vez en cuando. y el museo de 10.
  • Avatar
    Así es Jesús, el mirador está en el piso 103 (412m.) en la Torre Willis, muuu alto. La originalidad del mirador es que el suelo es de vidrio para ver mejor la ciudad a tus pies, por eso da bastante jindama porque piensas, si el vidrio no está bien homologado la castaña pude ser olímpica, jajaja. Abrazos para el Niu.
  • Avatar
    Yo también prefiero la blancura y la tranquilidad de los pueblos nijareños, Chiki. Pero ya sabes que la vida nos lleva por muchos caminos unos con más encanto que otros, no obstante, siempre es positivo viajar a otros lugares y otras culturas, aunque sea en grandes metrópolis. Eso sí, siempre me quedará los campos de Níjar para apreciar la sencillez de la belleza de esos pueblos que comentas. Abrazos.